Un sedán más deportivo: 35 años del VW Jetta GLI


Este año se celebra el 35.º aniversario del Jetta GLI de Volkswagen, una versión deportiva del sedán de mayor venta de VW. Durante las últimas tres décadas, varias generaciones del Jetta GLI han ofrecido una versión asequible y familiar para los amantes de los autos. Antes de la presentación del Jetta GLI del 2019 en el Chicago Auto Show, hagamos juntos un repaso de la historia del auto.

El Jetta GLI llegó por primera vez a los Estados Unidos para el año modelo 1984. Después del exitoso lanzamiento del Golf GTI -o como se lo conoció aquí, el Rabbit GTI- Volkswagen decidió crear una versión deportiva similar del Jetta. A diferencia del Golf GTI, el increíble Jetta tenía una opción de cuatro puertas, asientos para cinco personas y un baúl espacioso, que cubría mejor las necesidades de la familia estadounidense promedio.

La primera versión del GLI tenía muchas de las piezas mecánicas de vanguardia presentes en el Golf GTI, incluido un motor de inyección de combustible de 90 caballos de fuerza y 1.8 litros con tapas de cilindros modificadas, pistones más livianos y mayor relación de compresión. También tenía una transmisión manual de cinco velocidades de relación cerrada y una suspensión deportiva mejorada.

El GLI original se ha convertido en un clásico difícil de encontrar, ya que solo se fabricó para un año modelo. Sus cifras de potencia parecen ser leves según los estándares modernos, pero en su momento, el primer GLI se comparaba frecuentemente con los sedanes deportivos básicos de las marcas de lujo alemanas, y, a menudo, el GLI salía victorioso.